Loading...
Archivo

Comunidad Valenciana – Un 61,8% de viviendas cuesta menos de 200.000 Euros

El 61,8% de las viviendas de la costa valenciana cuesta menos de 200.000 Euros, cifra considerada por el portal Idealista como “la barrera psicológica” para adquirir una segunda residencia. Asimismo, el 60,5% de las viviendas en venta que se anuncian en la Costa Blanca tienen un precio inferior a esta cifra, porcentaje que se reduce hasta 53,1% en el caso de la Costa del Azahar, según los datos publicados por el portal inmobiliario en un comunicado.

En este sentido, la vivienda tipo que se vende actualmente en la Costa Blanca por debajo de los 200.000 Euros corresponde a un piso de una media de 96m2 con dos dormitorios y dos baños, explicaron las citadas fuentes, quienes señalaron que el 51% de estos inmuebles tiene piscina y el 56% terraza.

Al respecto, la web publica que esta tipología de vivienda es “muy similar” a la que encontramos por el mismo precio en la Costa del Azahar, que cuenta con 87,5m2 con dos dormitorios y dos baños. La diferencia, en este caso, está en la equipación puesto en esta zona el 58% de las viviendas en venta por debajo de los 200.000 Euros cuentan con piscina y el 62% terraza.

Para Idealista, el volumen de viviendas de segunda mano en venta que ofrecen las costas valencianas ha experimentado un “importante incremento” durante 2008.

Así, el crecimiento “más espectacular” se ha producido en la Costa del Azahar, donde en el verano de 2008 hay un 36% más de viviendas en venta que hace doce meses, pasando de las 1.483 que había en julio de 2007 a las 2.011 actuales.

Por su parte, el crecimiento de la Costa Blanca ha sido mucho “más moderado”, con un incremento del 8%, pasando de las 3.535 de hace doce meses a las 3.629 actuales.

El director de la zona de Levante del portal inmobiliario, Gregorio Delgado, manifestó que esta tendencia “a adecuar los precios a lo que puede pagar la demanda se consolidará en la segunda parte del año”, con lo que “se acelerará la bajada de precios”.

Así, los vendedores empiezan “poco a poco a ser conscientes del profundo cambio que se ha producido en el mercado inmobiliario español desde finales de 2006″ y “adoptar posturas más realistas a la hora de vender sus inmuebles, poniéndoles precios atractivos y escuchando ofertas a la baja”, agregó Delgado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *