Loading...
Archivo

Alicante – Un informe descarta que la provincia vaya a sufrir una burbuja inmobiliaria

El estudio de la auditora KPMG resalta que la mayoría de los beneficios de las 21 principales constructoras se reinvierten y se compra suelo para el futuro. El sector de la construcción de viviendas tiene todavía un largo recorrido en la provincia, sobre todo por la imparable demanda de la segunda residencia o turística. La promoción inmobiliaria no sufrirá a corto plazo ni burbuja económica ni recalentamiento. Así lo pone de manifiesto un informe elaborado por la auditora KPMG y patrocinado, por tercer año consecutivo, por la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

El máximo responsable de KPMD, Juan Latorre, explicó ayer, en compañía del director territorial de la CAM, Agustín Llorca, que la principal conclusión que se puede obtener tras el informe El Ibex 21 del sector inmobiliario 2003-2004 es que «si las compañías se dejan el dinero dentro es porque es prueba palpable de que no existe síntoma alguno de la famosa burbuja inmobiliaria, si bien se ha reducido ya la línea de ventas del sector en línea con la mayoría de sectores económicos, como alimentación y bebidas, mayorista o minorista, si bien que el 7% es el doble del aumento del PIB en España», explicó Latorre.

En el interior

A su juicio, no existen ningún síntoma de desaceleración del motor de la edificación de viviendas en la Costa Blanca, tanto en el litoral como, sobre todo, en el interior. «A los extranjeros no les importa comprar a una hora de la costa, porque es el tiempo que tardan en sus ciudades europeas en llegar a diario al trabajo, y los promotores destinan la actividad al interior al quedar menos suelo en la costa», subraya Latorre.

La mayoría de las 21 compañías constructoras de viviendas con mayor volumen de negocio, según los datos correspondientes al ejercicio 2004 facilitados por ellas mismas ante el Registro Mercantil, no reparten casi dividendos. Antes bien, los beneficios los destinan a la reinversión en construcción, «lo que demuestra la confianza en el futuro del mercado inmobiliario y sitúa al sector como uno de los motores fundamentales de crecimiento de la economía de la Comunidad Valenciana para los próximos años», indica el informe de KPMG.

Sobre el índice de confianza en el futuro, destaca el fuerte crecimiento de las existencias de 329 millones de euros, un 22,7% con respecto al 2003, por la compra de suelo, preferentemente. Las promociones en curso seguido por compra de terrenos y solares ante el futuro más próximo representan el 45%, cada una, del total de las existencias de las grandes constructoras de pisos de la Comunidad Valenciana.

El tirón real de la actividad inmobiliaria de la Comunidad Valenciana lo protagoniza la provincia de Alicante, donde se concentra el 50% de las operaciones efectuadas en el 2004 debido, básicamente, a la «gran demanda de no residentes de segundas viviendas», según el informe de KPMG. El incremento de las ventas fue ese año del 7,8% en el conjunto de la Comunidad y el aumento de las plantillas del 11%, en el caso de las veintiuna compañías analizadas en el estudio. La cifra de negocio de las constructoras se elevó hasta los 1.321 millones de euros, frente a los 1.217 millones del año 2003. Este incremento del volumen de negocio y de resultados netos es producto, sobre todo, del aumento del precio medio de venta de las promociones vendidas. La subida del precio de venta del producto final es «sensiblemente superior» al de los costes de las principales materias primas y mano de obra.

Los beneficios de explotación de estas compañías se elevó hasta los 375 millones de euros, lo que supone un incremento del 27%. El resultado neto después de impuestos creció un 48% en el 2004.

* * *

EL DATO

Las 21 compañías:
Calviga, Colmar Grupo Spain, Construcciones Hispano Germanas, Ecisa, Edificaciones Calpe, Edificios Valencia, Grupo Alicante Urbana, Hansa Urbana, Inmobiliaria Guadalmedina, Jesús Quesada, Moorstyle España, Procamvasa, Promociones y Fomento Turístico, Euro-House 2010, Vista Alegre, SA Municipal de Actuaciones Urbanas de Valencia, Torreviñas, Torrevisa, Urbanizadora Villamaretín, Valencia Urbana y Viviendas Jardín.

Turismo:
el tirón real de la actividad inmobiliaria de la Comunidad Valenciana lo protagoniza Alicante, donde se concentra el 50% de las operaciones efectuadas en el 2004 debido, básicamente, a la «gran demanda de no residentes de segundas viviendas».

Más precio:
la cifra de negocio de las constructoras se elevó hasta los 1.321 millones de euros, frente a los 1.217 millones del año 2003. Este incremento del volumen de negocio y de resultados netos es producto, sobre todo, del aumento del precio medio de venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *